¿Qué es la sonrisa gingival y cómo tratarla?

En la mayoría de las ocasiones, la sonrisa gingival es un problema exclusivamente estético. De hecho, no produce ninguna molestia salvo en casos extremos. Se caracteriza porque, al sonreír, se muestra una cantidad excesiva de encía (generalmente más de 2 milímetros). Este problema, al que muchos odontólogos también denominan sonrisa alta o gummy smile, genera en algunas personas una disminución de la autoestima y de la confianza. Por suerte, hoy en día es posible corregirlo de forma fácil y segura. Así que, si la padeces, presta atención a lo que vamos a contarte porque en Esther Alcolea Centro de Estética podemos ayudarte.

¿Cuáles son las causas de la sonrisa gingival?

No podemos decir que la sonrisa gingival obedezca a una sola causa. En concreto, hay cuatro razones que, en solitario o de forma combinada, pueden ocasionar su aparición:

  • Excesiva longitud del maxilar superior. A veces, este hueso crece demasiado en sentido vertical. Esto suele provocar un problema de oclusión que, de forma habitual, debe ser corregido mediante cirugía.
  • Posición dentaria demasiado baja. Cuando los incisivos superiores no contactan con los inferiores, estos crecen en exceso, un factor que también da lugar a la denominada sonrisa baja.
  • Erupción pasiva anómala. Se produce cuando, al salir las piezas dentales definitivas, las encías cubren mayor proporción de lo normal.
  • Hipermovilidad del labio superior. Tiene lugar cuando, al sonreír, el labio superior se desplaza en exceso hacia arriba, lo que deja ver mayor cantidad de encía de la deseada. También sucede cuando este labio es demasiado corto.

Sonrisa Gingival

¿Cuál es el tratamiento de la sonrisa gingival?

No hay un solo tratamiento para eliminar la sonrisa alta y, con ella, todos los problemas estéticos asociados a ella. Elegir el más adecuado depende, fundamentalmente, de cuál sea la causa que la ha originado. Estas son las alternativas más habituales.

Cirugía ortognática

​Es el tratamiento recomendado cuando la sonrisa gingival está producida por un tamaño excesivo del maxilar superior. Es el más complejo de aplicar, ya que su objetivo es colocar el hueso en una posición adecuada para disimular su altura.

Ortodoncia

Su función es la de corregir las alteraciones del maxilar, la mandíbula y las posiciones dentarias. Se trata de una alternativa poco invasiva y no requiere cirugía.

Gingivectomía

Este es otro procedimiento quirúrgico, pero no tan invasivo como la cirugía ortognática. Consiste en eliminar parte de la encía que cubre los dientes delanteros. De este modo, al sonreír, se aprecia mayor cantidad de ellos y se logra un mejor equilibrio entre ambos elementos. Es la opción recomendada cuando la sonrisa gingival se ha producido por una erupción pasiva anómala.

Tratamiento estético con Ácido hialurónico

Cuando el problema viene dado por la hipermovilidad del labio superior, hay un tratamiento más adecuado y menos invasivo que todos los anteriores: la aplicación de ácido hialurónico para corregir la sonrisa gingival.

Gracias al ácido hialurónico, se consigue inhibir la acción del músculo responsable de elevarlo, por lo que la sonrisa queda perfectamente equilibrada. Además, no produce ningún efecto secundario. En el Centro de Medicina Estética en Albacete de Esther Alcolea usamos este sistema tras haber llevado a cabo un pormenorizado estudio de la sonrisa, lo que nos permite garantizar a nuestros clientes unos resultados perfectos.

Hay muchas personas que sufren sonrisa gingival por cualquiera de las razones que te hemos expuesto en este artículo. Muchas de ellas la sobrellevan con total naturalidad y sin que les afecte en su vida diaria. Sin embargo, otras no. Si eres una de ellas y has visto afectada tu confianza y autoestima, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. Actualmente, hay tratamientos estéticos extremadamente eficaces y muy poco invasivos que conseguirán corregir tu problema en muy poco tiempo. ¡Pregunta por ellos!

Recommended Posts
Pedicura Spa